Archivo de la sección

cultura

Taller de trabajo con mujeres referentes de organizaciones rurales

El próximo jueves 17 de noviembre participaré en este taller con mujeres de organizaciones rurales, con una charla-debate sobre “Participación, género y organizaciones”, en el INTA, Chile 460, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ucar

Organizaciones, perspectiva de género y participación en igualdad”

Taller de trabajo con mujeres referentes de organizaciones rurales

rurales

Objetivo: fortalecer e Incentivar el rol protagónico, decisor y de gestión, de las mujeres rurales en las organizaciones

Participantes: 40 mujeres integrantes de organizaciones rurales de las distintas regiones del país

Lugar de trabajo: Chile 460, INTA, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Lugar de alojamiento: Hotel Boca, Tacuarí 243, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Fecha: 17 y 18 de noviembre de 2016

No existen políticas y acciones neutrales cuando se ejercen sobre situaciones desiguales: si las políticas o acciones para el desarrollo no combaten explícitamente la desigualdad y la inequidad, las refuerzan de manera implícita. Las acciones de desarrollo requieren de la incorporación del género como categoría de análisis en su diseño y gestión, entre otras razones, para alcanzar niveles de eficacia que habiliten verdaderas transformaciones. Cuando no son visibles las brechas de género, cuando la desigualdad no es tenida debidamente en cuenta, se dificulta el logro de los objetivos del desarrollo porque una parte principal de la población a la que estas políticas están destinadas, no tiene acceso apropiado a ellas.

Dado que todas las actividades humanas son protagonizadas por mujeres y varones que se vinculan en el marco de relaciones de poder asentadas – entre otros – en la diferencia sexual, el género es un potente indicador de los desequilibrios que afectan los procesos de desarrollo. El desafío reside en construir una visión que incorpore, en su interpretación, la óptica de género para ampliar el inventario de causas y efectos involucrados y trascender, sin rechazarla, la mera política de cupos.

La creciente, aunque aún escasa, integración de las mujeres a los espacios y formas de participación política, económica y comunitaria, permitirá la construcción de narrativas de logro que aporten complejidad al imaginario naive donde aparecen las mujeres rurales pobres y victimizadas – sólo ellas – como emblema singular de la desigualdad de género.

Las mujeres rurales requieren de oportunidades para fortalecerse en el ejercicio de sus derechos; en la práctica del diálogo político en ámbitos gubernamentales (políticos y de gestión) y no gubernamentales (gremiales, económicos, sociales, comunitarios y otros), y para construir conocimiento, reforzando los vínculos entre ellas y entre las organizaciones del sector con el Estado.

El apoyo a la consolidación de las mujeres dirigentes en el área de agricultura familiar y desarrollo rural – en particular, en la nueva generación – contribuirá a asegurar la vigencia y la eficiencia de la inclusión de la perspectiva de género en las políticas y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales vinculadas con el sector agropecuario y el medio rural.

En el marco del PROGRAMA REGIONAL DE FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL DE POLÍTICAS DE IGUALDAD DE GÉNERO EN LA AGRICULTURA FAMILIAR DEL MERCOSUR, ejecutado en Argentina por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), entre diciembre de 2012 y octubre de 2013 se llevaron adelante tres talleres regionales (Patagonia, NEA y Cuyo) dirigidos a representantes de las organizaciones que formaban parte del FoNAF. La organización de los encuentros estuvo liderada por las referentes regionales de género para el FoNAF, que como parte del Comité Nacional del Programa, decidieron utilizar los fondos especiales otorgados por AECID (organismo financiador) para fortalecer la perspectiva de género en sus organizaciones.

Estas actividades permitieron, dentro de las organizaciones que integraban el FoNAF, poner en evidencia la necesidad de fortalecerse, a través del reconocimiento de las mujeres como gestoras y decisoras de generar espacios de diálogo entre sus miembros y con el Estado, para acordar y demandar políticas de igualdad.

Por otro lado, el rol de las mujeres como participantes activas y protagónicas de las iniciativas de desarrollo rural que se llevan adelante en la UCAR, es cada vez mayor y necesita ser consolidado con todas las herramientas necesarias, para darle continuidad y sostenibilidad a los programas y proyectos que se impulsan.

Programa de actividades

Jueves 17 de noviembre

9hs – 9.30hs

Llegada de las participantes

10hs – 10.30hs

Presentación de la actividad, a cargo de María del Carmen Quiroga

Presentación de la metodología de trabajo, a cargo de Luciana Peker

10.30hs – 13hs

Charla-debate “Participación, género y organizaciones”, a cargo de Diana Maffia

13hs Almuerzo

14.30hs – 15hs

Información sobre participación y situación de las mujeres en la economía – Luciana Peker

15hs – 16hs

Entrevista plenaria – Luciana Peker

16hs – 18.30hs

Trabajo en grupos

Viernes 18 de noviembre

9hs – 12hs

Presentación de Ley de Violencia de Género Consejo Nacional de las Mujeres

12hs – 13.30hs

Cierre y conclusiones

13.30hs Almuerzo y despedida

 

Pornografía infantil y grooming representan el 87% de los delitos informáticos – El Día

Comparto con ustedes la nota publicada en el diario El Día de La Plata:

Pornografía infantil y grooming representan el 87% de los delitos informáticos

Desde la fiscalía encargada explican que ambos están relacionados, ya que un adulto puede acosar a un menor pidiéndole fotos y luego difundirlas


Pornografía infantil y grooming representan el 87% de los delitos informáticos

Pornografía infantil y grooming representan el 87% de los delitos informáticos

El 87 por ciento de los casos que ingresan a la fiscalía de Delitos Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires están relacionados con menores afectados por los delitos de grooming y distribución de pornografía infantil en Internet, anunció hoy Daniela Dupuy, fiscal a cargo de esa dependencia, durante un espacio de diálogo en la Semana de la Ciudadanía y la Alfabetización Digital.

El impacto de estos delitos, así como los contenidos digitales estereotipados (la diferenciación de videojuegos para chicos y chicas, por ejemplo) y el potencial de la tecnología para reducir inequidades de género fueron los tres ejes sobre los que hoy trabajaron representantes del Gobierno y de ONGs, durante un encuentro que tuvo lugar en el Centro Cultural de la Ciencia.

Dupuy explicó que los delitos de grooming y distribución de pornografía infantil están vinculados y que el primero puede desencadenar en el segundo: cuando un adulto acosa a un menor por Internet para pedirle fotos o videos en situaciones eróticas o sexuales, luego existe la posibilidad de que publique ese material en la red.

“Se trata de la etapa de extorsión al menor, cuando el acosador lo amenaza con frases del estilo ‘si no me seguís enviando más fotos las voy a publicar y todos tus amigos las van a ver'”, advirtió la fiscal.

Las víctimas suelen ser niñas y adolescentes de entre 8 y 16 años de edad, con un nivel sociocultural medio-alto, informó Dupuy, y agregó que también suelen recibir “innumerables” consultas de mujeres mayores de edad sobre quienes han publicado en Internet fotos o videos con contenido sexual.

“En la mayoría de estos casos, los acosadores suelen ser ex o actuales parejas, y pueden tratarse de situaciones aisladas o formar parte de un círculo de violencia hacia la mujer”, distinguió Dupuy.

Asimismo, la fiscal señaló que algunos padres suelen contactarse con la dependencia por casos de ciberbullying, aunque no forme parte del derecho penal ya que se trata de un acoso (humillación, molestia, hostigamiento) ejercido por menores hacia menores.

“Los padres suelen consultar a la fiscalía para averiguar sobre ello porque muchos están desconcertados y no saben qué hacer. Por eso es muy importante, además de políticas públicas que afronten estas problemáticas, el fortalecimiento de la preparación de los adultos (padres y docentes) para saber gestionar el uso de redes en los menores”, destacó.

En el encuentro también participó Diana Maffía, directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura, para hablar sobre estereotipos y tecnologías. “Con la tecnología sí se construyen estereotipos. Por ejemplo, los videojuegos están muy diversificados para los nenes y para las nenas”, afirmó Maffía, quien luego respondió las preguntas de los asistentes, entre quienes había representantes del Ministerio de Educación, Derechos Humanos, Justicia, y ONGs.

De esta manera, y con relación a los estereotipos, Maffía alertó que el ideal de héroe masculino en los juegos suele estar asociado con la fuerza física y la violencia, mientras que en el caso femenino, tiene que ver con una heroína que agrada y es definida por la mirada del otro.

Asimismo, la especialista subrayó los “aspectos virtuosos en la tecnología”, y remarcó que como puede ser instantáneo el acoso en las redes sociales, también lo son las alertas en la protección o las convocatorias a movilizaciones (Ni Una Menos, por ejemplo).

“Además, con la tecnología, podemos acceder a lo diverso del mundo y encontrarnos con nuestros pares para construir una comunidad virtual”, destacó Maffía.

Entrevista con Radio de las Américas

Comparto con ustedes la entrevista realizada en el programa “5 mañanas” de Radio de las Américas que se puede escuchar en

https://www.facebook.com/5mananas/videos/vb.246005749118086/285074118544582/?type=2&theater

 

 

Cinco premios en perspectiva de género

LA FUNDACION KONEX INSTITUYO POR PRIMERA VEZ EN 37 AñOS UN GALARDON AL FEMINISMO

Por primera vez en su historia, la Fundación Konex agregó a las 20 disciplinas tradicionales el premio por Estudios de Género. En la primera ocasión, premiaron a Clara Coria, Diana Maffía, Dora Barrancos, Eva Giberti y María Luisa Femenías.

Por Sonia Santoro

Clara Coria, Diana Maffía, Dora Barrancos, Eva Giberti, y María Luisa Femenías serán premiadas el 13 de septiembre con el Premio Konex. Por primera vez, después de 37 años desde su creación, los Konex harán lugar a la disciplina Estudios de Género.

Luis Ovsejevich, presidente de la Fundación Konex, sostuvo que “es una disciplina no reconocida en general en la sociedad argentina, y era muy importante otorgarle un premio Konex para consolidarla”, luego de que los 20 jurados reunidos para decidir las 20 disciplinas dentro de las Humanidades que merecían un lugar y un reconocimiento entre los Konex decidieron que no podía faltar la disciplina Estudios de género.

Algo de ese borde por el que se mueven quienes se dedican a esa disciplina, contó Diana Maffía, directora del Observatorio de Género en la Justicia dependiente del Consejo de la Magistratura de CABA, a Página/12:

–Hace unas semanas, una mañana sonó el teléfono en casa y era Luis Ovsejevich. Me dijo que me llamaba para anunciarme que era Premio Konex, y le pregunté, ‘¿abrieron una categoría especial?’. Se rió y me preguntó por qué decía eso, y le dije que toda mi carrera había sido hostigada y castigada por dedicarme a la teoría feminista, así que no esperaba esa distinción de mis colegas. Se tomaron su tiempo para considerar que no era una moda pasajera sino una corriente crítica de pensamiento donde desde todas las disciplinas se han producido resultados teóricos muy relevantes. Bienvenida esa percepción.” Maffía, agregó que “cada una de nosotras representa un recorrido de muchas compañeras, académicas y no académicas. Porque el feminismo teórico y el movimiento de mujeres se realimentan en la reflexión y en la acción. Entonces siento que estoy allí cálidamente llevada por tanta constancia feminista militante, tanta desobediencia consecuente, que al final nuestra presencia no puede ser ignorada. Voy a recibir ese premio en nombre de todas esas compañeras de pensamiento y de lucha”.

La psicóloga Clara Coria, autora de “El sexo oculto del dinero”, consideró que “Konex ha comprendido que sin respeto mutuo no hay cambio social posible. Por eso es para celebrar que haya incluido los Estudios de Género que ya llevan más de 30 años en la Argentina donde muchísimas mujeres –y algunos varones– han comprometido lo mejor de sus energías para hacer visible que la naturalización de los privilegios masculinos destruye las prácticas solidarias. Para mí es un honor haber sido elegida la primera vez que se incluyen los Estudios de Género.” Pero consideró que es “grave que todavía no haya una campaña sobre la violencia de género dirigida a los hombres y que ponga en evidencia cómo se perpetúa el modelo social patriarcal, así como también todo lo que encubre la violencia masculina para perpetuar un modelo de poder social”.

“Esperamos sinceramente que de aquí en adelante los premios Konex alcancen siempre a quienes investigan la condición de las mujeres, las relaciones de género y las sexualidades disidentes. Advertir que son dimensiones fundamentales de la vida humana es contribuir a subrayar su significado como cuestiones científicas que no pueden ser soslayadas –dijo la socióloga Dora Barrancos–. La verdad es que estos premios tienen mucho reconocimiento en los propios circuitos académicos, y de veras me sorprendió. Sigo pensando que lo más importante es el juzgamiento de las comunidades ‘afines’”. Y dedicó el premio a “quienes han luchado por la dignidad, por la equidad, por el reconocimiento de sus derechos como mujeres y como personas de identidad sexual diversa. Y muy especialmente a una mujer injusticiada, a Milagro Sala”.

María Luisa Femenías, doctora en filosofía, sostuvo que “un premio y en especial este premio, representa en quienes lo recibimos el reconocimiento de una larguísima lista de mujeres y varones que han luchado por la equidad y la conformación de una sociedad más justa y más igualitaria para la mejor convivencia del conjunto de la sociedad, con independencia del sexo, del género, y de las opciones sexuales que, como se sabe, se intersectan con la clase, la etnia y la cultura en general, abriendo o cerrando posibilidades de vida a todas las personas. Estoy complacida pero sé que formo parte de un amplio conjunto de mujeres que, con mayor o menor repercusión, vienen trabajando sobre este tema-problema, muchas de modo casi invisible u olvidadas.”

Para Femenías “queda claro que se está modificando la estructura vincular de la sociedad; más en las resistencias que muestran algunos sectores que no quieren revisar sus lugares de privilegio naturalizados bajo diversas formas argumentales, que por la toma de conciencia efectiva y general de amplias capas de la sociedad. Con esto no quiero decir que no haya conciencia del cambio, sino que las ventajas positivas son más fáciles de sopesar con cierta perspectiva temporal y conjuntamente mientras que las resistencias se manifiestan expresamente bajo argumentos que encubren su verdadero sentido”.

Para la psicoanalista Eva Giberti “formar parte de un grupo de mujeres reconocidas por su trabajo y su militancia en el feminismo me alegra, así como el premio significa una distinción que agradezco. Que Konex incorpore esta dimensión en su calificado jurado constituye una nueva forma de empinar el tema de los géneros en la vida universitaria y en la comunidad toda”. Y dedicó el galardón “a las primeras mujeres que trabajaron para imponer los Estudios y al minúsculo número de hombres que, con coraje, adhirieron al proyecto. También a los miles de personas que, en soledad, padecieron violencias por motivo de su género”.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-308580-2016-09-05.html

Nuestros cuerpos son herramienta y territorio de luchas

Dejo aquí la entrevista realizada con Agencia Sin Cerco.

foto de la conferencia

“Nuestros cuerpos son herramienta y territorio de luchas”

Por Laura Charro.*

Feminista, doctora en Filosofía y directora del Observatorio de Justicia y Género en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, Diana Maffia es una de las voces imprescindibles de la militancia feminista contemporánea. Con lucidez en las palabras y claridad expresada con la voz y la mirada, repasó los temas de la agenda de género que hoy nos preocupan y nos convocan a tomar el espacio público “históricamente relegado”.

En el marco de las jornadas denominadas “Fundamentos Feministas. Feministas con fundamentos”, realizadas en el Centro de Estudios Igualdad Argentina y organizadas por la diputada provincial Silvia Augsburger, Diana Maffia tuvo a su cargo la conferencia inaugural denominada “Público/Privado: los cuerpos de las mujeres como territorio en disputa política”. Una historización del cuerpo de las mujeres como territorios de luchas políticas y personales. Confinadas históricamente al espacio doméstico, responsables de la reproducción biológica, social, de fuerza de trabajo del hombre y desfavorecidas en la valoración que impone la cultura sobre los cuerpos, nos reconocemos en lucha aun hoy por nuestros derechos plenos.

 

En dialogo con Sin Cerco, Diana manifestó su satisfacción por hechos de coyuntura como fue la presentación en los últimos días del Plan de Acción para la Prevención de la Violencia de Género, una deuda pendiente desde hace años.

—¿Qué opinión te merece el Plan presentado por el Concejo Nacional de las Mujeres, presidido por Fabiana Tuñez, en un contexto de recorte de otro tipo de políticas que se vinculan a ésta, como la de Educación Sexual Integral -ESI-?

Creo que la presentación de Plan Nacional es un punto muy positivo en el que la Argentina como país estaba en deuda. Ese plan debería haberse presentado en el 2014. La verdad es que la política en relación a género del gobierno de una presidenta mujer fue muy lamentable. Lamentable porque pusieron a cargo un equipo con falta de capacidad y eso no es inocente. Porque se pone a alguien que no es capaz y no se le da presupuesto.
Quizás, se olvidó cual es el objetivo del Consejo Nacional de las Mujeres -CNM. El objetivo es hacer cumplir dos convenciones muy importantes: la CEDAW -Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer- y la de Belém do Pará -Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar Y Erradicar la Violencia Contra la Mujer- a nivel de todas las políticas públicas. Es decir, que la idea del Consejo es garantizar políticas públicas igualitarias para varones y mujeres en todos los niveles de acción.
En este momento, el CNM sigue dependiendo de Desarrollo social, o sea, que hay muchas cosas que se deberían cambiar. Pero, que en seis meses se haya puesto a una feminista en el frente como Fabiana Tuñez, me parece que es un signo hacia el movimiento de mujeres muy importante. Una persona luchadora, consecuente, con muchos años de activismo feminista, que se responsabilizó por algo que debería haber sido una política de gobierno, como era el registro de femicidios. Que en seis meses, Fabiana haya cumplido esa deuda me parece que es un signo importante hacia nosotras.
El proyecto, lo sé por ella, va a ser puesto a consideración del movimiento social de mujeres y esa también va a ser una instancia para nosotras de leerlo, estudiarlo y proponer cambios si lo consideramos; pero al menos es cubrir una deuda con organismos internacionales de DDHH que va en el sentido de tomarse en serio los derechos de las mujeres.
Al mismo tiempo, ESI es un objetivo importantísimo. No se puede estar en contra del aborto y, a la vez, que no haya educación sexual y acceso a la anticoncepción, porque entonces ¿qué quiere decir que estés en contra del aborto si vos impedís que haya políticas necesarias para evitar los embarazos no deseados o los embarazos inoportunos? Yo creo que tiene que haber un plan integral y que ese plan obviamente tiene que incluir educación sexual.

—¿Crees que se va a ser posible un debate en el Congreso en relación a la legalización del aborto, después de los dichos de Macri sobre su absoluta oposición al proyecto?

—Si él dice que los poderes son independientes, y es consecuente con eso; y lo dice acerca de la justicia, entonces lo tiene que sostener también con el poder legislativo. Uno de los motivos de campaña de Macri fue no hacer un gobierno personalista sino hacer un gobierno de equipos y que no haya presión del ejecutivo sobre los otros poderes. Este es un tema del poder legislativo claramente, que debe debatirlo de manera plural, porque es ahí donde las personas hemos votado legisladores de todas las ideas políticas, que nos representan en la pluralidad de ideas del país. No es así en el ejecutivo y no es así en el judicial. Ese, es el lugar donde el debate debe darse.
Tenemos que tomar decisiones importantes en relación a cuáles son los plazos razonables en los se puede pedir la interrupción del embarazo y los motivos por los cuales se puede pedir. Son cosas que están dentro de las legislaciones de todo el mundo y que debemos discutir con nuestra constitución, nuestro código penal y nuestros tratados internacionales firmados. Si la opinión de Macri interrumpe el debate legislativo, deberemos comprobar, con mucha pena, que hay autoritarismo; que hay una concepción totalitaria, que no hay pluralidad de opiniones y diálogo como se prometió y que no se está respetando el ámbito de la legislatura para discutir esto. Entonces, la verdad, imponer esa posición tendría un costo altísimo.

—En este contexto de espera del debate tenemos el caso de Belén – la joven tucumana, presa por un aborto espontáneo y condenada a ocho años de prisión – como paradigma de una ley de aborto no punible que no se cumple.

—El caso de Belén, me parece que es un caso que concitó mucha atención a nivel nacional, a pesar de que hace dos años que está presa. Se nota que cuando las cosas quedan a nivel provincial es muy difícil hacer oír la voz, incluso de las mujeres que están acompañando el caso. Un caso que es arbitrario, abusivo.
Es realmente horroroso cuando se analiza cuál es el camino que lleva a esa mujer a la cárcel- a ella como a muchas otras-, cuando se analiza todas las veces que el Estado no estuvo cuando tenía que estar y donde tenía que estar, dejándole a las mujeres soluciones escasísimas para poder seguir adelante con sus vidas. Y que sólo se haga presente para prohibir y encarcelar en el último eslabón de la situación, sin las pruebas suficientes, sin que ella tenga un derecho de defensa ni siquiera con la investigación judicial apropiada. La han encarcelado sin confrontar las opiniones, de una manera tan arbitraria y tan vergonzosa que cuando esa descripción llega a los medios nacionales, recién ahí, es cuando empieza a haber un poco de movimiento y preocupación por esto. Es evidente que nuestros cuerpos son herramienta y territorio de luchas. Yo creo que éste, el caso de Belén, es uno de esos casos en que el Estado puede ser demandado, no solo por acción sino por omisión y que si esa demanda existiera, claramente se vería que no es precisamente Belén la que tiene que estar presa.

—En octubre comienza, aquí en Rosario, el Encuentro Nacional de Mujeres -ENM- ¿Qué significan los Encuentros para vos? ¿Qué relevancia personal y militante tienen?

Yo fui al primero, soy de la primera camada de los Encuentros. El impacto para cualquier mujer, el impacto de ir a su primer ENM realmente es algo inolvidable. Yo quisiera que todas las mujeres pudieran al menos un año ir con sus amigas, con sus compañeras de escuela, facultad, trabajo, sindicato, parroquia, con quienes se les dé la gana, pero que tuvieran el impacto de ver una ciudad dinamizada y apropiada por las mujeres. Donde, cuando vos salís a la calle, sabés en complicidad que esa mujer está en el mismo proyecto de vida que vos. Cosa que a los varones les pasa todo el tiempo y a nosotras nunca porque estamos encerradas en el ámbito doméstico.
Tenemos que pensar que vienen treinta mil mujeres que a veces tienen realidades absolutamente diferentes de las de un comité, de las de una agrupación política, de la disputa que tiene la izquierda con la otra izquierda, incluso la izquierda con la derecha. Hay mujeres que para poder asistir hacen un esfuerzo durante todo el año, que viajan muchísimas horas en micro, que lo hacen con una esperanza, con una expectativa que cuando somos mezquinas en estas cosas, tenemos que pensar para quiénes estamos haciendo un ENM. No es para molestar a la de al lado, es para agrandar esa posibilidad de la sororidad, de la fraternidad feminista, de encontrarnos con otras, de permitir que se acceda a espacios de diálogo que es muy difícil, a veces, en las propias comunidades abordar. Temas que tienen que ver con sexualidad, con aborto, con violencia, con prostitución. Realmente creo que el ENM es una cosa grandiosa, original, propia, nuestra, de mantener esta dinámica de año a año ir cambiando de lugar.

—¿Cómo ves los avances en relación a una de las violencias más importantes y menos visibles como es la violencia simbólica, tanto en los medios de comunicación, como en nuestra cotidianeidad, llena de discursos difíciles de romper?

Las comunicadoras y comunicadores con perspectiva de género están trabajando fuertemente. Creo que sí hay acuerdos sobre la violencia simbólica al punto de generar buenas prácticas, decálogos para la intervención y cuando se usan mal, hay que denunciar, ir a los organismos correspondientes. Pienso que se ha avanzado muchísimo en ese aspecto.
Lo que sí suele ocurrir, es que es difícil generar una aceptación en el “sentido común” acerca de que ciertas cosas son violentas; que un piropo es violento, que un comentario sobre tu aspecto físico es violento, que un chiste es violento. Porque son los modos de la comunicación humana que transmiten valoraciones misóginas, pero que están en el contexto aparente del buen trato. Entonces, cuando vos denuncias el efecto violento de esas prácticas: sos la feminista amarga que arruina el buen momento. Ahí, sí tenemos que trabajar, en estas prácticas del “sentido común” y no tanto en las cuestiones de responsabilidad pública como en los medios de comunicación o los medios audiovisuales que tienen antecedentes y entrenamientos, y lugares institucionales que son buenísimos.
Te dicen algo que parece ser positivo y encierra una carga negativa. Negociar esto es un poquito más difícil, pero también es difícil entre mujeres, no solo con los varones. La cuestión de lo cotidiano, de nuestros compañeros y compañeras de la vida; prestar atención a  cuáles pueden ser los aspectos misóginos, machistas, patriarcales, androcéntricos de determinadas prácticas comunicativas que están dentro del “sentido común” y dentro de la comunicación amistosa, es también la tarea.

*Laura Charro es licenciada en Comunicación Social e integrante de la organización Con X: Comunicación Plural e Igualitaria.

Foto: Carla Cipolletta