Archive for the ‘diario de sesión’ Category

regulación del aborto no punible: quiero expresar mi decepción

martes, diciembre 8th, 2009

Hablaba en el post anterior de “hacer política de otra manera”… Lo que sigue fue lo que expresé con respecto a la imposibilidad de votar en el recinto el proyecto consensuado de regulación de aborto no punible. Ocurrió en la última sesión ordinaria del año, antes del recambio de la Legislatura que se hará esta semana con la llegada de 30 nuevos diputados y diputadas con quienes, espero, podremos avanzar en un terreno de respeto de acuerdos políticos. De más está decir que insistiremos con nuestro proyecto apenas comience el nuevo año parlamentario.

Sra. Maffía.- Pido la palabra

Señor presidente: para el día de hoy teníamos prevista una preferencia, que finalmente no apareció en el Orden del Día, respecto de un proyecto para reglamentar el aborto no punible en la Ciudad de Buenos Aires.

Originalmente, a partir de cuatro proyectos de ley, se consensuó un proyecto común. Llevó muchos meses llegar a ese consenso. En la Comisión de Salud, finalmente, logramos un proyecto que creo que cumplía con todas las condiciones como para evitar la principal causa de muerte materna en la Argentina y, en particular, en la Ciudad de Buenos Aires.

Los casos de muerte materna están muy mal distribuidos. Están distribuidos de modo tal, que existe la mortalidad materna de Canadá en la zona norte y la mortalidad materna de Formosa, en la zona sur. Cuando las mujeres mueren por causas relacionadas con el embarazo, parto y puerperio, mueren por aborto y, cuando mueren por aborto, es porque son pobres. De otra manera, no mueren por aborto.

Este proyecto consensuado –que creo que tenía ventajas notables, incluso, con respecto al proyecto que se estaba discutiendo en el Congreso de la Nación– requirió por parte de los diputados y diputadas de la Comisión de Salud varias jornadas de debate con asesores técnicos, que pudieran venir a hablar sobre cuestiones vinculadas con el embarazo adolescente, con la bioética, con los derechos humanos, con la ginecología y la obstetricia, con las violaciones y con los aspectos jurídicos y penales.

Todo eso se hizo pacientemente en varias jornadas de debate junto con asesores. Finalmente, el día en que debía salir el despacho y debía ser firmado, curiosamente, durante la reunión de la Comisión de Salud, apareció un despacho de minoría que no había sido enviado ni avisado. Se presentó en ese momento sin haber sido visto por ninguno de los asesores y asesoras de la comisión que, como dije, habían trabajado durante largos meses. Por supuesto, era un despacho que indicaba el archivo de ese trabajo que tenía bastante tiempo.

Luego pasó a la Comisión de la Mujer, y allí también recibió su firma. Pero, mientras estaba en este giro –eran dos los giros pedidos: a las comisiones de la Mujer y a la de Salud–, tuvimos la sorpresa de que se solicitó un giro adicional, sin haber sido discutido en la Comisión de Labor Parlamentaria y sin haber sido acordado por los jefes y jefas de bloque, en un momento en el que el jefe de bloque de Frente para la Victoria había sido reemplazado por su vice. Apareció sobre tablas una propuesta de giro, que fue festejada, y se hizo un giro extra a la Comisión de Justicia, comisión en la que raramente se debería opinar sobre este tema; pero esto fue lo que ocurrió.

Hablo de estas malas praxis de la política y de estas malversaciones de las reglas y de los consensos, porque es difícil ver cómo habiendo tenido preferencia para el día de hoy, este proyecto no fue puesto en debate en la Comisión de Justicia y, por lo tanto, no fue considerado.

Estamos en la última sesión del año y este proyecto desapareció como preferencia para ser discutido en el día de hoy. Esto significa que pierde estado parlamentario y que estos dos años en los que estuvimos trabajando tan duramente, en donde hubo un acuerdo para que haya libertad de conciencia, dicha libertad se transformó en imposición. De esta forma es como las personas dogmáticas entienden que puede haber un latifundio del bien, obligando e imponiendo sus convicciones, aunque sea a costa de la muerte, porque acá no interesa tanto la vida como el dogma; el dogma se sobrepone a la vida.

Entonces, quiero expresar, por supuesto, no solamente mi desacuerdo con que este proyecto no sea considerado y votado hoy con libertad de conciencia –como debió haber ocurrido y además había sido acordado políticamente– y con cómo se han traicionado todos los pactos, sino también mi decepción profunda por el modo de trabajo y de sostener los presuntos principios de quienes dicen regir su vida por estos; es decir, por el modo de pretender expresar las relaciones sociales de quienes dicen basarse en una relación amorosa con la comunidad y producen indiferencia, traición y muerte.

Realmente, uno de los objetivos para tomar esta banca fue privilegiar los derechos de las mujeres –derechos de un grupo altamente vulnerable–, sobre todo de las que no tienen defensa posible, porque no pueden entrar en un mercado de ciudadanía que sólo se reconoce a quienes pueden autoabastecerse y en donde el Estado no está: entonces, quienes no pertenecen al mercado no tienen nada, ni derechos ni capacidad de acceder a ellos.

Quiero dejar explícito mi desacuerdo, mi decepción profunda y ante la traición de todos los acuerdos a los que se habían arribado para llegar al día de hoy, a la última sesión del año, sin siquiera tener este proyecto consensuado, a partir de cuatro proyectos iniciales, trabajados durante prácticamente dos años. Dicho proyecto salió de dos comisiones y tuvo un giro innecesario a una tercera, en la que jamás se discutió y donde hoy cae de su estado parlamentario. (Aplausos.)

cómo planchar un proyecto

martes, septiembre 16th, 2008
Por decisión del PRO, las cuatro iniciativas para reglamentar los abortos no punibles en la ciudad pasarán a la Comisión de Justicia, donde el macrismo tiene mayoría. La oposición denuncia que así los proyectos quedarán cajoneados.

por Mariana Carbajal

El macrismo metió la cola en la discusión de los proyectos que buscan garantizar el acceso de las mujeres a las prácticas de aborto no punible. Sorpresivamente pidió que las iniciativas en tratamiento –una de la Coalición Cívica, otra del ibarrismo y dos del kirchnerismo– fueran giradas adicionalmente a la Comisión de Justicia, donde tiene predominio el PRO y serían mayoría los votos en contra, lo que le permitiría “dormir” el intento de reglamentar la atención del aborto legal en el ámbito porteño y evitar su judicialización innecesaria. Tras un debate intenso, la propuesta del PRO se impuso por 33 votos contra 23, con el apoyo de un sector del bloque del Frente para la Victoria. Ahora los proyectos deberán pasar por la comisión que preside Martín Borrelli, persona de confianza de la vicejefa Gabriela Michetti, de estrecha relación con la jerarquía eclesiástica.

En la Legislatura porteña no se recuerda un debate tan acalorado en torno de un cambio de giro de un paquete de proyectos como el que se dio el jueves alrededor de la reglamentación de los abortos no punibles. Hay cuatro proyectos que ya empezaron a discutirse: uno de Diana Maffía (CC), otro de Gabriela Alegre (Diálogo por Buenos Aires), uno de Juan Cabandié (FpV) y otro de Pablo Failde (FpV). Oportunamente se había resuelto que pasarían por las comisiones de Salud y de Mujer. Pero el macrismo insistió: lo planteó sobre tablas y encontró eco en otros kirchneristas: el más fervoroso fue Juan Manuel Olmos.

El pedido fue formulado por el presidente del bloque PRO, Oscar Moscariello. Legisladores y legisladoras de la oposición rechazaron la propuesta de plano, poniendo en duda las intenciones sugeridas por el macrismo de buscar ampliar la discusión de un tema que levanta polémica. El planteo se dio en momentos en que la problemática del acceso al aborto no punible era noticia por dos circunstancias distintas pero relacionadas: en Mendoza se dilataba la decisión en torno del pedido de interrupción de un embarazo de una niña de 12 años violada. Y se conocía, al mismo tiempo, el reconocimiento del gobierno nacional ante la ONU de que impedir un aborto no punible viola los derechos humanos de las mujeres.

Entre los argumentos contrarios a que el tema se debata en Justicia se señaló que no está dentro de las atribuciones de esa comisión, que debe ocuparse de los procedimientos que tienen que ver con el ámbito judicial de la ciudad y no con un tema de salud pública, como es la atención de los abortos no punibles. “No hay que judicializar un tema que tiene que ver con los derechos de la mujer y con la garantía de los derechos humanos y constitucionales”, acotó Gabriela Cerruti (FpV).

La picardía legislativa brinda dos formas de frenar un proyecto: una es derivarlo a un sinnúmero de comisiones, la otra es enviarlo a una donde se tiene el control de los votos, describió Aníbal Ibarra. El macrismo, apuntó, eligió la última alternativa. “Está clarísimo que se intenta alargar el asunto al girarlo a la Comisión de Justicia”, coincidió Gerardo Romagnoli, de A y L.

De los 13 integrantes de la Comisión de Justicia, nueve (todos macristas) votaron a favor del giro adicional. También se manifestaron a favor los diputados Christian Asinelli (Frente para la Victoria), Dora Mouzo (Eva Perón) y Alejandro Rabinovich (Autonomía con Igualdad).

Pero el fondo de la discusión quedó en claro con la intervención de Dora Mouzo: “Quiero anticipar que estoy a favor de la vida y no de la muerte”, dijo. Y se llevó un aplauso de los macristas. No era ya un debate sobre un giro en torno de la reglamentación de un procedimiento médico permitido por el Código, sino, para ese sector, sobre la posición frente al aborto.

El kirchnerista Juan Cabandié replicó: “Quizás el debate ha tomado matices que no debería tener. Quiero dejar aclarado que estoy a favor de la vida; pero que el Dios al que muchos adhieren, y al que yo también adhiero, o los dioses, seguramente perdonan todo. Pero el vacío procedimental en los hospitales públicos y en las obras sociales hace que ninguno de esos dioses perdonen que las madres estén muriendo”. Los aplausos vinieron ahora de los sectores más progresistas. El macrismo ganó la votación, con el apoyo de kirchneristas.

Los cuatro proyectos en danza tienen diferencias, pero sus autores estarían buscando un consenso. Todos consideran no punible el aborto cuando el embarazo proviene de una violación a cualquier mujer, pero no coinciden en si se trataría de un aborto terapéutico o simplemente encuadrado en el inciso 2º del artículo 86 del Código Penal. Otras diferencias se centran en si se exigirá o no algún tipo de denuncia para pedir el aborto en esos casos.

“El macrismo está apelando a maniobras de dilación que muestran poco respeto por la ley y por la vida: al clandestinizar el aborto se desprotege la vida de las mujeres”, opinó Diana Maffía (CC) en diálogo con PáginaI12. “Al no haber instrucciones claras, se termina poniendo en riesgo la vida de las mujeres. Pensamos en darles garantías a las mujeres pero también a los médicos”, indicó a este diario Gabriela Alegre (Diálogo por Buenos Aires).

La intención de la oposición es poder llevar al recinto el debate en el curso de este año. Sin el aval del PRO, la reglamentación de los abortos no punibles quedaría cajoneada.

Publicado hoy en el diario Página/12

Infinito y presente

miércoles, marzo 12th, 2008
91.jpg

El símbolo trascendió, ayer, en el recinto de la Legislatura; se volvió femenino. Se hizo palabra, distinguida asamblea que catalizó reclamos, grito apasionado, caleidoscopio, notoria y notable diversidad, sabiduría, experiencia, choque de opiniones, memoria viva, resistencia y rebeldía, riqueza interior generosamente compartida, interpelación al poder, y, como destacó Diana Maffía, exudó nutritivas conspiraciones.

Falta mucho por lograr, por hacer, por dar y recibir; por momentos, durante este irrepetible martes 11 de marzo de 2008, la sensación de infinito inasible nos rodeaba, pero el giro ocurrió siempre. Se concretó cuando el reclamo aludió a la “voluntad política”. Esa poderosa movida que cambia el estado de las cosas, que acorta la distancia entre el intangible infinito y un presente mejor, posible.

En los próximos días iremos publicando en el blog, lo registrado ayer. L@s esperamos. Gracias.

carol abousleiman es jefa de despacho de la diputada maffía

13/3/08 leer algunas de las intervenciones

Quórum 2008

lunes, marzo 3rd, 2008

quórum

  1. m. Número mínimo de miembros que tienen que estar presentes en ciertas asambleas o reuniones para que éstas tengan validez.

Este jueves comienzan las sesiones ordinarias en la Legislatura porteña. Tendrán lugar semanalmente, por la tarde.

El jueves pasado, los 60 diputados fueron convocados para la última sesión extraordinaria. A las 16 hs, la oposición estuvo en el recinto para sesionar, el PRO, con sus 27 diputados, faltó a la cita. En la agenda:

  • creación del Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito de la Ciudad.
  • modificación del Anexo de la Ley 1777 de Comunas.
  • convocatoria a audiencia pública para obras de AUSA en Parque Chacabuco.

Nada de esto se trató porque no hubo quórum…

gestión

f. Conjunto de trámites que se llevan a cabo para resolver un asunto.

En una República, la gestión implica que el poder legislativo sesione.

Desde este blog les iremos contando los avatares de 2008.

Ese día estuvieron presentes: ABREVAYA, Sergio Fernando (C.Civ.); ALEGRE, Gabriela Patricia (DpBA); ASINELLI, Christian (FV-CP); CANTERO, Fernando (AcIg); CENTANARO, Ivana Cecilia (FV-CP); D’ANGELO, Julián (PS); DI FILIPPO, Facundo Martín (C.Cív.);EPSZTEYN, Eduardo Ezequiel (DpBA); FAILDE, Pablo (FV-CP); GÓMEZ, Verónica María (PS); GRAMAJO, Sebastián Miguel (FV-CP); HOUREST, Martín (IS); IBARRA, Aníbal (DpBA); KRAVETZ, Diego Gabriel (FV-CP); LA RUFFA, Silvia (FV-CP); MAFFÍA, Diana Helena (C.Civ.); OLIVERA, Enrique José (C.Cív.); OLMOS, Juan Manuel (FV-CP); PEDREIRA, Silvina Aurora (FV-CP); PUY, Raúl Alberto (DpBA); RUANOVA, Gonzalo Roberto (DpBA); SANTILLI, Diego César (PRO); SMITH, Guillermo (C.Cív.); WALSH, Patricia (NI).

versión taquigráfica: 0804.doc

carol abousleiman es jefa de despacho de la diputada maffía

Reglamento de la Legislatura:

ARTICULO 67º: Quórum

La Legislatura entra en sesión con la mayoría absoluta del número total de Diputados/as.

Puede debatir sobre los asuntos sometidos a su consideración con quórum de veinte (20) Diputados/as, pero cualquier votación requiere el quórum establecido en el párrafo anterior, bajo pena de nulidad absoluta.

Si durante el trascurso de la sesión se verificase la falta quórum, la presidencia dispone el llamado a los Diputados/as durante diez (10) minutos. trascurrido este plazo, si no se hubiese recuperado el quórum, la sesión se da por terminada.

ARTICULO 68º: Extraordinarias y Especiales La Legislatura puede ser convocada a sesiones extraordinarias y especiales:

1) A solicitud de un tercio del total de las Diputadas y Diputados.

2) Por la Jefa de Gobierno o el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, por razones de gravedad y urgencia.

3) Por la Presidenta o el Presidente de la Legislatura por razones de gravedad y urgencia, o a solicitud de la Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control, a los efectos previstos en el artículo 54.

4) En caso de recepción de un decreto de necesidad y urgencia, durante el receso, la convocatoria debe efectuarse por cualquiera de las modalidades establecidas en los incisos anteriores, dentro de los diez días corridos de su recepción.