12/01 – Cine Pueyrredón: radio abierta y placa para un sitio de interés cultural

FLORES


La diputada Diana Maffía invita a la ciudadanía a participar de una radio abierta en el Cine Pueyrredón, sito en Av. Rivadavia 6871, barrio de Flores, el viernes 3 de diciembre a partir de las 16.30 hs. Posteriormente, a las 18 hs. y en cumplimiento de un proyecto de su autoría, se colocará una placa donde se declara al edificio Sitio de interés Cultural “Por su valor simbólico e identitario del barrio de Flores”.

En el año 1873 se inaugura el viejo teatro de la calle Rivadavia 6871 con capacidad para 2000 personas. En 1912 fue remodelado y más tarde se lo bautizó como “Palacio de la Alegría”. A partir de su inauguración no hubo elenco lírico extranjero, concertista consagrado, espectáculo importante circense o de prestidigitación que no debutara en Flores. Finalmente en 1911 fue rematado y adquirido por la empresa Loccoco Fernández  que adquirió el viejo cine Pueyrredón  para demolerlo y construir en su lugar una importante y moderna sala de espectáculos que fue orgullo del barrio.

El nuevo teatro fue proyectado por el arquitecto Alberto Boudrón dentro de la escuela francesa moderna para acomodar holgadamente a dos mil espectadores. Estaba equipado con cámaras renovadoras de aires y un sistema de calefacción y refrigeración regulable. Se le instaló un juego de luces igual al teatro Pigalle de París.

La sala se renovó a fines de la década del 50: el nuevo proyecto eliminó los palcos y dio lugar a importantes murales de Gastón Jarry en las paredes laterales. El Pueyrredón se mantuvo en actividad hasta el 31 de julio de 1989, cuando cerró para dar lugar a la agencia hípica Nº 21 “Ladbroker” y cinco locales comerciales desnaturalizando el espacio y desmereciendo al barrio. La agencia cerró sus puertas en junio de 2009.

A través de este acto público – que contará con la presencia de vecinos/as del barrio, de otros cines recuperados como el Aconcagua y El Plata, y de espacios en peligro de demolición como “La Cuadra”- se busca afianzar los lazos interbarriales para que la ciudad preserve un espacio histórico, resguarde su estructura y se lo incorpore a su patrimonio cultural.

Leave a Reply