2008/04/28 – Parlamentario.com – Los transexuales serían llamados por el nombre elegido

En La Matanza, un concejal impulsa ley por el reconocimiento de la identidad de los gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. El próximo 15 de mayo se trataría en el Concejo Deliberante

El concejal de Edgardo Lobos se propuso llevar adelante proyectos acordes a políticas sociales que incluyan a las personas gays, lesbianas, trans y bisexuales. El próximo 15 de mayo se trataría en el Concejo Deliberante local dos proyectos: el de Unión Civil y uno de ordenanza que garantizaría el Derecho a la Identidad para todas y todos.

Esto sería consecuente con la resolución 2359/07 del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires dictada el 5 de junio de 2007 que ordenó a los 77 hospitales provinciales llamar a travestis y transexuales por su nombre identitatario.

El concejal elaboró esta ordenanza junto con organizaciones que luchan desde hace mucho tiempo por el respeto de estos derechos: MAL (Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación), MISER (Movimiento De Integración Sexual Étnico y Religioso), Federico Abuelo y Jóvenes por la Diversidad de La Pcia. De Bs-As. Entre sus integrantes están Noelia Luna (MISER) y Diana Sacayan (MAL), dos travestis matanceras que trabajan desde hace tiempo por la lucha de sus derechos.
En el libro “La gesta del nombre propio” (escrito por Lohana Berkins, Josefina Fernández y otros) denuncian que “sobre una cantidad de 400 personas travestis encuestadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el conurbano y Mar del Plata el 70 por ciento refiere no controlar regularmente su estado de salud por miedo y discriminación”.

El promedio de vida de las travestis no supera los 30 años, las principales causas de sus muertes son el Sida, el uso indiscriminado e ilegal de las cirugías y la Policía. Este libro publicado por la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo da cuenta de las dificultades que tienen las 302 travestis encuestadas para acceder a la condición de ciudadanía, la vivienda, el sistema de salud o la educación.

“Estos resultados le ponen cifras al daño irreparable de la discriminación, del sufrimiento innecesario, de las barreras absurdas para el ejercicio de los derechos elementales que se levantan para algunos sujetos por el mero hecho de su identidad sexual”, señala la diputada de la Legislatura porteña por la Coalición Cívica, Diana Maffía en el prólogo de “La gesta del nombre propio”.

http://www.parlamentario.com/noticia-14446.html

Be Sociable, Share!