2008/05/28 Página 12 – Las víctimas contra la trata

 AMMAR-CAPITAL INAUGURO UNA OFICINA CEDIDA POR EL ESTADO

La organización que reúne a mujeres en situación de prostitución abrió su oficina en la Estación Once, un espacio cedido por el Onabe. Allí, con asesoramiento del Inadi, atenderán consultas y recibirán denuncias de las víctimas de trata.

Por Emilio Ruchansky

“Es grande, grande y hermosa”, dijo Graciela Collantes cuando Página/12 preguntó por la nueva oficina que Ammar-Capital, la asociación que lucha por las mujeres en estado de prostitución, estrenó ayer una oficina cedida por un organismo del Estado, ubicada en el cuarto piso de la Estación Once. Allí, la Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos -como se denomina ahora la entidad- recibirá denuncias y asesorará legalmente a las víctimas de la trata de personas, con el apoyo del Inadi. “Lo más importante es que esto se convierta en una política de Estado y no del gobierno de turno”, destacó Collantes, su titular.

Ammar-Capital había funcionado durante tres años en un pequeño cuarto cedido por el Partido Socialista, en Flores. La nueva sede queda en el cuarto piso del edificio del Onabe, el Organismo Administrador de Bienes del Estado, en Bartolomé Mitre al 2815. Del acto de inauguración participaron Rodolfo Fernández, en representación de ese organismo; María José Lubertino, titular del Inadi, y la presidenta de la Consejo de la Mujer, la diputada María Lucila Colombo. Juntos pusieron en funcionamiento el Programa de Fortalecimiento Institucional, cuyos objetivos serán nada menos que el cumplimiento de los tratados internacionales firmados por Argentina contra la discriminación y la violencia contra las mujeres. “Uno de nuestros objetivos es que esto sea la plataforma de una política de Estado, porque somos conscientes de que muchos tratados de derechos humanos y de derechos de las mujeres no se cumplen. Quiero recordar que nuestro país es abolicionista”, aclaró Collantes en su discurso ante las autoridades que asistieron al acto. “Sin embargo -continuó-, por cuestiones que se dicen morales, pero que expresan la profunda hipocresía social, se sigue pensando en más y más leyes represivas como respuesta a la prostitución, o a otras problemáticas que afectan a los sectores más vulnerables y que no están resueltas. La prostitución no es una amenaza para la sociedad. El verdadero flagelo es el hambre y la ignorancia.”

Además de Collantes, en la oficina 401 trabajarán ocho asistentes sociales pagadas por el Inadi y con el tiempo se darán talleres de capacitación para generar microemprendimientos con salida laboral. También se capacitará a abogados y abogadas para que conozcan las distintas problemáticas de las mujeres en estado de prostitución. El lugar abrirá de lunes a jueves, de 10 a 18, y ya tiene una línea telefónica, el 4861-2144, donde se podrá pedir asesoramiento. “Vamos a empezar con la recepción de denuncias y el seguimiento de estos casos por parte de un equipo de abogados”, detalló la líder de Ammar Capital (cuyas siglas antes significaban Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina), quien tiene como vecinos en el edificio al Foro Social, Buenos Aires Sida y otras asociaciones que trabajan con el tema VIH.

“Se puede prevenir la prostitución -indicó Collantes-, pero hace falta que el Estado tome conciencia de nuestros reclamos, que solucionen nuestros problemas de vivienda, educación y brinde alternativas de vida, o sea, que tenga políticas claras para el sector.” La inauguración, recalcó Collantes, “no fue un acto más”. Había, además de las autoridades mencionadas, militantes como Lohana Berkins, de la Asociación Lucha por la Identidad Travesti-Transexual la diputada de la Coalición Cívica Diana Maffía y Flavio Rapisardi, coordinador del Area de Foros de la Sociedad Civil del Inadi.

“Esperamos que con este programa podamos disminuir toda forma de discriminación y violencia que afecta a las mujeres en estado de prostitución y vulnerabilidad social”, dijo Collantes sobre el final de su discurso. Más tarde, en diálogo con Página/12, apuntó que “la prostitución no termina en la General Paz, en muchas provincias las chicas realmente la pasan mal, están más expuestas a los secuestros y a las redes de trata de personas. Es necesario que este problema se convierta en una causa nacional, que podamos llegar a las mujeres de todas las provincias, que puedan conocer sus derechos, ejercerlos y defenderlos. Por ahora, todo esto es solo una iniciativa”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-104988-2008-05-28.html

Comments are closed.