2008/04/04 al 2008/04/10 Parlamentario – “Colaboramos y nos defraudaron”

La legisladora de CC Diana Mafia critica al macrismo por su manera de hacer política, especialmente en el Parlamento de la Ciudad. Reafirma su compromiso con el sistema republicano y la ética pública.

 – ¿Cómo es el trabajo en el bloque de la Coalición Cívica, al ser un espacio plural?

– En principio es un bloque opositor. Es una posición delicada la de nuestro espacio en esta Legislatura; porque es de acuerdo a los principios de la Coalición Cívica, que son los que mantienen unido a este bloque, mediante los cuales debemos evaluar si apoyamos o no determinados proyectos.

– Es una situación muy particular…

– La Coalición no es un partido tradicional. Está compuesta por diversos partidos políticos y eso significa ideas políticas diferentes. También está conformada por organizaciones sociales y por personas que tienen algún tipo de liderazgo o participación en la vocación de transformación social; en mi caso vengo de una mesa de intelectuales, la cual también es una manera de inserción en nuestro espacio; de esa mesa llegaron al ámbito legislativo cuatro personas: dos a la Cámara de Diputados, Samuel Cabanchik a Senadores y yo a la Legislatura. La Coalición Cívica, no sólo opera como frente interpartidario, también convergen diversos espacios sociales.

– ¿Cómo es el sistema de evaluación para determinar el apoyo o no a un proyecto legislativo?

– Reitero, es un bloque diverso. Nuestras concepciones ideológicas o políticas muchas veces son diferentes; lo que tenemos en común son las convicciones de la Coalición que son: la ética pública, el contrato moral y el principio del ingreso. No vamos a votar nunca contra el principio republicano, uno de cuyos ejes fundamentales es la división de poderes.

– ¿En ese esquema cómo funciona la Legislatura?

– El macrismo usa la Legislatura para refrendar los proyectos del Ejecutivo. Va en contra de la República. Tienen resistencia a que la Legislatura legisle de forma independiente o proponga programas. No hay diálogo republicano entre la Legislatura y el Ejecutivo. El macrismo tiene resistencia a los mecanismos de control o a la gestación de proyectos desde la Legislatura; siente que a través de estos instrumentos, el Cuerpo invade o restringe la vocación hegemónica del Ejecutivo.

– ¿Cuál es su actitud legislativa ante ello?

– Si el macrismo no considera los mecanismos de control, yo me opondré, o por el contrario, si el macrismo, trae proyectos que tengan que ver con una mejora de la gestión, que respete el espíritu republicano, la distribución del ingreso y la ética pública, seguramente apoyaré.

– ¿Cómo definiría la labor parlamentaria del oficialismo?

– El macrismo tiene una tendencia a proceder de acuerdo con los criterios que vengan del Ejecutivo; es un aspecto muy criticable el estilo macrista de hacer política legislativa.

– ¿Qué análisis hace de la tarea legislativa?

– Muchas veces en la sesión se expresan en voz alta ciertas cosas que después no se cumplen en las votaciones o en las comisiones; no hay que dejarse llevar por la superficie; en ocasiones aparecen debates entre el kirchnerismo y el macrismo, que son en realidad, debates en la voces, pero no en la votación. El kirchnerismo acompañó muchísimas de las iniciativas macristas.

– ¿El diálogo es una herramienta poco utilizada? ¿Cuál es la actitud del oficialismo al respecto?

– El diálogo no es una muestra de debilidad. Es la fortaleza del consenso. Pero pretenden que no haya diálogo sino marcar su propia posición y a veces unipersonal, como es el caso del macrismo y bajarla a través de los distintos poderes e imponerla; eso que aparece como fortaleza, es en realidad una enorme debilidad porque la posición impuesta, y por sobre cuando es impuesta a través de favores, es una posición mercenaria, que puede cambiar cuando alguien pague mas, no son posiciones con la fortaleza de decisiones consensuadas, incorporadas a la convicción de cada uno…

– A tres meses de haber asumido su banca, ¿cuál es su evaluación?

– Estoy aprendiendo en la práctica legislativa. Tengo convicciones acerca de cómo debe ser el principio republicano de división de poderes y encuentro deficiencias, tanto en el respeto por la Legislatura como por la Justicia. No por el funcionamiento de la Legislatura en sí; hubo iniciativas importantes, algunas las acompañamos, otras no, porque nos parecían medidas apresuradas y en otra oportunidad hipócritas. La única vez que el macrismo necesitó de la Coalición Cívica para generar mayoría, fue al tratarse la intervención a la obra social de la Ciudad, la única condición que pusimos fue que se creara una comisión tripartita que debía constituirse al mismo tiempo que la intervención; ésta lleva dos meses y la comisión no se constituyó, esto es un gesto de falta de palabra y de cumplimiento por parte del macrismo, tanto del Ejecutivo como del oficialismo en la Legislatura; es lamentable.

– ¿A qué atribuye el incumplimiento?

– Los fundamentos de la creación de la comisión fijaban que la función de la misma, debiera ser el de controlar que la obra social cumpliera con todos los requisitos que plantea la ley de salud, antes de desregularla; la desregulación, es una cuestión económica que lleva a favorecer la privatización de la salud; esto el macrismo. Ya lo hizo y los resguardos que propusimos desde la Coalición Cívica no se cumplieron, creo que esto es una falta de palabra y una falta de ética enorme por parte del oficialismo; fue la única vez que el oficialismo dependió de nuestro espacio para alcanzar el quórum; colaboramos y nos defraudaron.

Comments are closed.