Recital de poesía

El derecho a la palabra es un derecho duramente logrado por las mujeres, porque la palabra es una herramienta poderosa que construye mundos. Las poetas toman esa herramienta para ofrecernos visiones subjetivas que a través del lenguaje se tornan un puente universal que produce el maravilloso efecto de la expresión y la comunicación.
Muchas son las irreverencias de las mujeres poetas, desde la irreverencia de salir de la condición de musas para tomar la pluma, a la de escapar del suspiro romántico para encarnar en la letra todas aquellas condiciones humanas de las que estábamos proscriptas. Las poetas nos dan poder cuando nos conmueven, nos dan identidad cuando le ponen nombre a nuestras emociones y a nuestras ideas, nos dan libertad. (diana maffía)

El martes 11 de marzo se realizará a las 18 hs., en el Salón Dorado de la Legislatura, un Recital de Poesía en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Esta actividad cultural, a continuación de la sesión especial, se propone como un espacio de encuentro, para compartir y disfrutar entre tod@s la voz de poetas de larga trayectoria. Contaremos con la presencia de Irene Gruss, María Medrano y Mirta Rosemberg. El panel será presentado por Diana Maffía.

Dichosos

Dichosos los que baten palmas
y hacen ruido con los pies,
y contestan a los títeres, al
actor que bromea y ríen,
dichosos
el sordo que canta y silba
y el ciego afinado que mueve su cuerpo
y apunta su cara al cielo.
Dichosos los que saludan
por la calle,
bailan, sueltos
de andar, de nada para perder,
más pudorosos que Dios,
sinvergüenzas, dichosos.
Dichosos los que copulan
dormidos, y al despertar
copulan despiertos,
los viejos que charlan con
sus atadillos, y se burlan de las palomas
y del frío.
Dichosos los que lloran
porque son tristes
y los que ríen cuando
la lluvia empapa lo puesto
a secar, dichosos
el rojo, el azul y el amarillo.

Irene Gruss nació en Buenos Aires a fines de agosto de 1950.

Publicó La luz en la ventana, Ed. El escarabajo de oro, 1982; El mundo incompleto, Ed. Libros de Tierra Firme, 1987; La calma, Ed. Libros de Tierra Firme, 1991; Sobre el asma, edición de la autora, 1995; Solo de contralto, Ed. Galerna, 1998; En el brillo de uno en el vidrio de uno, Ed. La Bohemia, 2000; La dicha, Ed. bajo la luna, 2004, todos ellos, género poesía, y la nouvelle Una letra familiar, Ed. bajo la luna, 2007. En abril de este año, la editorial bajo la luna publicará su Obra poética reunida. Es autora de la antología POETAS ARGENTINAS (1940-1960), Ediciones Del Dock (2006). Coordina talleres de escritura desde 1986.

está en el fondo de mi mente

llegó un video de Dimitri.
Natasha levanta bolas de nieve y las lleva a primer plano.
-¡mirá lo que tenemos acá! (dice)
-¡tenés que volver!
Dimitri está quieto. no puede hablar.
piensa en ella. es como si quisiera verla por la lente de la cámara.
dice que va a fumar a ver si se relaja y puede hablar.
dice que no le salen las palabras. dice algo…
Elena se emociona y no me traduce todo…
Lilly parece una actriz de Mijalkov.
es linda y con un peinado antiguo.
es la que más habla, mira a la cámara y hace caras
cuenta cosas,
entran a su casa, busca en un armario
y de un cajón saca un álbum de fotos
-mirá… y acerca a un primer plano.
y estamos nosotras en una foto, Elena y yo.
me emociono. quiero entender lo que dice.
ahora Lilly y Natasha caminan por las calles de Gomel
Dimitri las sigue
se escucha su voz detrás de la cámara.
Dimitri enfoca un edificio, una ventana…
y antes que pueda decir nada
Elena apoya un dedo en el vidrio de la tele:
-¡mi casa! ¡esa es la ventana de mi cuarto!
la cámara ahora enfoca un parque.
le doy la mano
nuestros ojos están
brillantes
y todo el paisaje está cubierto de nieve.

María Medrano nació en Buenos Aires en 1971.

Publicó Despeinada (Editorial Libros de Tierra firme, 1997); U.3 (Ediciones Del Diego, 1998 y 2001) y compiló la antología de poesía escrita por mujeres detenidas en la Unidad Penitenciaria Nº31 de Ezeiza: Yo no fui (Ed. Voy a salir y si me hiere un rayo 1ra. Edición: 2005, 2da. Ed.:2006). Coordina desde el año 2002 un taller de poesía, dependiente la Casa de la Poesía de Buenos Aires (DGL-GCBA), en las cárceles de mujeres de Ezeiza (Unidad Penitenciaria Nro. 3 y Nro. 31). Forma parte de YO NO FUI proyecto artístico y social que trabaja en los penales de mujeres de Buenos Aires y afuera con las mujeres que recuperan la libertad (www.proyectoyonofui.blogspot.com.ar)

La consecuencia

Esto es un árbol. La raíz dice raíz,
rama cada rama, y en la copa
está la sala de recibo
de un mirlo que habla.

La mesa donde escribo
—una fiesta de solteras—
está hecha de madera de ese árbol
convertida por el uso y por el tiempo
en la palabra mesa.

Es porque da frutos que caen
y por el gremio perenne de sus hojas
que se renueva el árbol
y que existe la palabra árbol:

aunque a veces el bosque
lo oculte a la vista, lo contiene
el árbol en la palabra árbol.

Y no es que éste sea un poema abstracto.
Es que las palabras se repiten entre sí
por el sentido: son solteras y sociables
y de sus raíces crece un árbol.

Mirta Rosenberg nació en Rosario, Santa Fe, en 1951.

Es traductora y poeta. Ha publicado: Pasajes (1984), Madam (1988), Teoría sentimental (1994), El arte de perder (1998), y El árbol de palabras (2006) que reúne su obra hasta ese año. En 2003 recibió la beca Guggenheim en poesía y en 2004 el premio Konex por su trabajo en el ámbito de la traducción literaria.

Leave a Reply