2008/01/11 Clarín: Una sesión con insultos y petardos que puso en evidencia nuevas alianzas

Casi la mitad de los legisladores no participó. Hubo duras críticas kirchneristas contra Macri.
Por: Horacio Aizpeolea
En una sesión con casi la mitad de los legisladores ausentes, un acuerdo entre los bloques oficialista y de la Coalición Cívica, le permitió abrir a Mauricio Macri la puerta que horas antes le había cerrado un fallo judicial. Con 33 votos a favor, 4 en contra, y en una sesión que incluyó insultos y el estallido de un petardo en el recinto, se aprobó una ley para que el jefe de Gobierno pueda instrumentar la intervención de la obra social de los estatales porteños.

“Así como Mauricio Macri y Elisa Carrió acordaron juntos aumentarle ABL a los vecinos, hoy se volvieron a reunir para eludir un fallo de la Justicia. El kirchnerismo no prestará su presencia para generar un conflicto de poderes”, criticó Diego Kravetz, titular del bloque K, antes de que empezara la sesión. Los doce legisladores del Frente para la Victoria se abstuvieron de ingresar al recinto, pese a que el oficialismo ya había logrado el quórum. La misma decisión tomó el bloque “Diálogo por Buenos Aires”, del ex jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra. “Macri dictó un decreto de necesidad y urgencia que dispone la intervención de la ObSBA cuando el día anterior había designado los representantes del Ejecutivo en el directorio de la obra social. ¿Qué emergencia ocurrió en el medio?”, se preguntó Ibarra.

Al mediodía, legisladores del PRO especularon con la posibilidad de avanzar en la ratificación del DNU que la Justicia le había bochado a Macri. “El fallo no está firme, se puede apelar”, argumentaron. “No podemos ir contra una decisión judicial”, replicó Enrique Olivera, titular del bloque de la CC. Un proyecto de ley de la CC -que apunta a reconvertir la obra social-, al que se le agregó el artículo clave que habilita al Ejecutivo a intervenir la ObSBA, destrabó el inicio de la sesión. Con 28 legisladores PRO, más los 6 de la CC, hubo quórum.

Empezada la sesión, se sumaron los legisladores Julián D’Angelo, Patricia Walsh, Liliana Parada y Martín Hourest, quienes votaron contra la intervención. “¿De qué transparencia habla (Macri) si me acercan a las cinco de la tarde el borrador de una ley para ser votada ya?”, bramó Walsh. “Macri criticaba a Kirchner por gobernar con decreto y hace lo mismo”, dijo el socialista D’Angelo.

Hourest habló del “fracaso de la obra social” y responsabilizó a los políticos que integraron su directorio y a la “burocracia sindical” del Sutecba. Fue entonces cuando cuatro empleados legislativos ligados al gremio empezaron a insultarlo, sin que fueran apercibidos por el vicepresidente de la Legislatura, Diego Santilli.

Minutos después, hablaba Walsh, y estalló un petardo cerca del busto de Sarmiento, pegado a la mesa de las autoridades legislativas. También hubo un corte de luz interno, extra Edesur.

“No estamos en condiciones de seguir avalando la ineficiencia estructural de esta entidad”, dijo Oscar Moscariello, jefe del bloque PRO, en apoyo al nuevo proyecto de intervención.

Diana Maffía, de la CC, aclaró que apoyar la intervención, “nada tiene que ver con los 2.300 despidos, situación que ya calificamos de injusta y que debe ser revisada”.

Leave a Reply