2008/10/01 Juego de damas: informe sobre la corrupción en el juego

Las diputadas Maffía y Gil Lozano presentaron un informe sobre la corrupción en el control del juego y su efecto en las mujeres. El juez Roberto Gallardo comentó la ponencia.
 
 
En la tarde de ayer se presentó una investigación realizada en conjunto desde los despachos de la diputada de la Ciudad  Diana Maffía y la diputada nacional Fernanda Gil Lozano, sobre los efectos que producen en las mujeres los actos de corrupción en el control del juego. El juez porteño Roberto Gallardo fue invitado a comentar la ponencia, que se realizó en el marco del Foro Interamericano de Mujeres Contra la Corrupción, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.
 
“Hay una estrecha relación entre la corrupción estatal y el control del juego, estamos frente a un gobierno nacional y a una gestión de la ciudad de Buenos Aires que  pesar de estar al tanto de una serie de irregularidades que viven los trabajadores y trabajadoras del Casino flotante no dieron respuestas, ni llevaron adelante una investigación seria al respecto”, aseguró la diputada nacional por la Capital Fernanda Gil Lozano.
 
“La corrupción no sólo es un hecho criminal porque se viola la ley, también lo es porque deja víctimas. En la corrupción y en el manejo del juego, las principales víctimas son las mujeres. Entre los desafíos para nosotras, generar formas de poder incluye la lucha contra la corrupción como mecanismo espurio del financiamiento político”, afirmó la diputada de la Ciudad Diana Maffía.
 
 
“Mi principal preocupación está en las condiciones ambientales en las que aun desarrollan sus tareas, especialmente las trabajadoras del Casino, donde hay mujeres que han perdido embarazos, tienen graves problemas de circulación, y los incumplimientos en la jornada laboral les traen aparejados problemas personales gravísimos”, agregó Gil Lozano.
 
El juez  Gallardo destacó: “El gran desafío es lograr la recuperación del juego para la Ciudad de Buenos Aires como lo establece la Constitución, recuperar el control y neutralizar las prácticas de corrupción que puedan existir”.
 
La investigación devela una sucesión de decisiones lesivas para los intereses de la ciudad que comprometen a jefes de gobierno, sindicatos, jueces, fuerzas de seguridad y empresarios amigos del poder. Entre otras consecuencias, una mala liquidación de las ganancias derivadas del juego en la ciudad, destinadas a planes sociales para grupos vulnerables, impactan en mayor medida sobre las mujeres, principales beneficiarias de éstas políticas.  Se dice, además, que a medida que crecen los espacios destinados al juego, crece la oferta de prostitución.
 
El Foro Interamericano de Mujeres Contra la Corrupción desarrolla estrategias y mecanismos que puedan contrarrestar los efectos de la corrupción sobre los derechos humanos de las mujeres, a la vez que evita posiciones esencialistas que atribuyan a las mujeres una naturaleza más proclive a la ética que a los varones.

ver post

Be Sociable, Share!