Archivo de la sección

travestis

Entrevista: Un tema político, Página/12

Comparto con ustedes la entrevista realizada con Mariana Carbajal (Página/12) para la edición del 20 de octubre de 2016.

“Un tema político”

Por Mariana Carbajal

Imagen: Guadalupe Lombardo

“La violencia machista salvaje hizo explotar el termómetro. Estamos haciendo un ruido de hartazgo. Ahora hay que llenarlo de sentidos consensuales, en una construcción colectiva”, describió la filósofa feminista Diana Maffía, sobre el impacto del paro nacional de mujeres y las tantísimas movilizaciones que se sucedieron a lo largo del día de ayer, con epicentro multitudinario en el centro porteño, pero con réplicas en distintas ciudades del país y más allá de las fronteras, en países latinoamericanos, Estados Unidos y Europa. “Es como el cacerolazo del 2001. No era la expresión de un concepto. Era un símbolo. Hasta acá llegamos. Lo que estamos diciendo es que no damos más, no queremos que nos maten más y también decimos que si no hay una ciudadanía en clave femenina, no hay protección de nuestros derechos”, señaló Maffía, coordinadora del Observatorio de Género en la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, en una entrevista de Página/12.

Todavía resuenan los ecos de la masiva convocatoria, a pesar del día lluvioso y frío.

–¿Cómo analiza este histórico paro nacional de mujeres?

–Es una medida creativa que fue tomando forma, que no estuvo exenta de polémicas internas, por ejemplo, en relación a si los varones podían o no acompañar, o si nos vestíamos de negro o era estigmatizante desde el punto de vista racial asociar ese color con algo tan negativo como los femicidios, algunos sindicatos adhirieron, otros no. Se dio una sincronía muy llamativa: en la misma semana que 100 mil mujeres marcharon en Rosario en el Encuentro Nacional de Mujeres, se produce el horrible femicidio de Lucía, en Mar del Plata y otros cuatro más, en pocos días. Vemos, por un lado, la indefensión de las mujeres que el Estado no logra proteger y una represión brutal, en defensa de la propiedad privada, la Catedral de Rosario. Hay una sincronía que nos afecta a las mujeres, en un contexto de represión y obvia vulnerabilidad. Es paradójico que en una ciudad tomada por los narcos, que se declara impotente y pide ayuda a las fuerzas federales, reprimen a las mujeres que demandan por sus derechos, y ponen adelante a las mujeres policías, sin cascos, y los varones detrás, protegidos. Esto significa que ni siquiera protegen a las mujeres de la propia fuerza de seguridad. Es todo un símbolo.

–¿Qué nos está diciendo la convocatoria a la huelga?

–Este paro nos habla de que el problema de la violencia machista es una cuestión política, de derechos humanos, de seguridad –cuando se aborda la cuestión de la seguridad no se está poniendo énfasis en una ciudad segura para las mujeres–, de educación, porque si no se incluye la educación sexual integral desde una mirada amplia para deconstruir los estereotipos de género, prevenir los embarazos no planificados, los noviazgos violentos, no podemos pensar en #Ni Una Menos. Ocurre en el mismo día del debate de la paridad en la política en el Congreso: ahí hay otra sincronía importante. Recuerdo un grupo de médicas que hablaban de amasar las ideas. Esa imagen culinaria nos sirve para pensar este momento. Por eso resalto la pluralidad de la convocatoria y la grandeza del movimiento de mujeres para pasar por encima de las diferencias internas y del asedio de los partidos políticos para apropiarse de la consigna, y comprender esta emergencia, para poder marchar juntas, unas con otras. No hay una dueña de la convocatoria. Se permitió que cada una pudiera poner sus consignas. Pero hay algunas cosas en común, que no se discuten: que a las mujeres nos matan y que decimos basta.

–Siempre hay oportunistas que se quieren apropiar de semejante movida…

–La violencia salvaje, que se condensó en el femicidio de Lucía, hizo explotar el termómetro. Ahora todos se quieren lavar en el Jordán de la marcha. Pero vemos, por ejemplo, que los gremios no cumplen con el cupo femenino y no les dan a las mujeres la posibilidad de expresar su voz. Están transformando las comisiones de género en los sindicatos en comisiones de inclusión y ponen al frente a varones, para abordar temáticas que tienen que ver con la discapacidad, por ejemplo, que son relevantes, pero que disuelven las problemáticas que afectan específicamente a las mujeres por su condición de mujeres.

–¿Por qué cree que generó tanta discusión la forma en que los hombres podían sumarse a la huelga de mujeres?

–Hay una confusión grande. Una de las pintadas que se amplificó del Encuentro Nacional de Rosario decía “muerte al machismo”. Algunos pensaron que íbamos a salir a perseguir varones y reaccionaron equivocadamente. La idea de que un sistema de opresión es lo mismo que una persona, es una gran equivocación.

–¿A quiénes van dirigidas las demandas cuando se dice basta de femicidios?

–Al Estado como conjunto. Las demandas de las marchas de Ni Una Menos estaban dirigidas al Ejecutivo, al Poder Judicial y al Legislativo. Cuando el Estado no aplica la perspectiva de género en las políticas públicas tiene como resultado situaciones concretas de violencia hacia las mujeres. La violencia es interpersonal pero es una violencia política. Como dice el slogan feminista: lo personal es político.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-312210-2016-10-20.html

Conversando sobre Trata y explotación en Radio Ciudad

Comparto con ustedes el audio del programa de Mario Massaccesi, “Massaccesi que nunca” en Radio Ciudad, en el que participé el pasado 2 de agosto de 2016, conversando sobre trata de personas y explotación de la prostitución.

 
o Escuchar en línea

Los mil pequeños sexos

El próximo viernes 15 participaré en el I Coloquio Internacional sobre Estudios y Políticas de Género: Los mil pequeños sexos.

En este coloquio internacional, destacados especialistas de Argentina y el exterior debatirán sobre una teoría crítica del género, las teorías sobre lo neutro, lo queer y lo trans y las políticas de género vinculadas a las identidades y las disidencias. Asimismo, habrá un espacio para revisar las escrituras e imágenes de género, el género en relación a la sexualidad y la salud y su institucionalización en sistemas normativos, así como las prácticas de resistencia a esos intentos de normalización.

Contacto: ciepog@untref.edu.ar

Conferencia de apertura: Amaranta Gómez Regalado (Universidad Veracruzana, México)

Conferencia de cierre: Jack Halberstam (University of Southern California)

Actividad no arancelada

14 y 15 de julio – de 10:00 a 21:30 hs.

Sede Rectorado Centro
Juncal 1319 – C.A.B.A.

Organizan: Maestría en Estudios y Políticas de Género / Centro Interdisciplinario de Estudios y Políticas de Género (CIEPOG) UNTREF

Más información

Programa

Inscripción

Universidad Nacional de Tres de Febrero

¿Por qué hablamos de femicidios?

Se acerca un nuevo 3 de junio y volveremos a salir a las calles exigiendo #NiUnaMenos y #BastaDeFemicidios. Luego de la multitudinaria marcha del año pasado, ya más seguras de la voluntad colectiva que acompaña estos reclamos, nos preparamos organizando, discutiendo y evaluando qué avances logramos y qué demandas pendientes nos quedan para alcanzar una sociedad paritaria y sin violencia de género.

Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de violencia de género, cuando hablamos de femicidios? Los medios de comunicación están más receptivos con el tema y los conceptos, pero a veces se transmiten sentidos equivocados o se hacen visibles situaciones de violencia de una manera regresiva en cuanto a derechos. La mayor presencia en los medios de comunicación asegura la difusión, pero no siempre la corrección de las ideas.

Escuché periodistas respetables hablar de “violencia de género” cuando un hombre es víctima de violencia por parte de una mujer, y eso no es correcto. Porque la violencia de género se define por las relaciones desiguales de poder que subordinan a las mujeres, y las relaciones patriarcales que hacen de las mujeres (y los hijos e hijas) propiedad de los varones y responsables del cuidado y los trabajos domésticos. Cuando una mujer se rebela a ese lugar, la respuesta es la amenaza, la violencia y la muerte. Un varón puede sufrir violencia e incluso ser asesinado, pero esto no ocurre en una cultura que legitima relaciones desiguales de poder, sino todo lo contrario. Es violencia, pero no es violencia de género.

El concepto de “Femicidio” es el tenebroso final de esa escalada de violencia. No se trata de un conflicto privado entre dos personas, ni tampoco de un crimen pasional (como todavía se insiste en caracterizarlo). Aunque ocurra en el seno de una pareja o ex pareja, está basado en una desigualdad sistemática en la que el Estado tiene responsabilidades. Por eso le reclamamos al Estado su intervención, no sólo para penalizar al femicida, sino fundamentalmente para evitar los femicidios.

Hablamos de femicidios porque sabemos que en el largo camino que recorremos las mujeres tropezando con múltiples formas de violencia, muchas de las cuales están tipificadas en la ley correspondiente, instituciones y funcionarios inclumplen por omisión las obligaciones a las que se han comprometido. Porque nos tomamos en serio los derechos humanos y estamos convencidas de ser parte de su universalidad. No banalicemos los conceptos. Esto no es una avanzada de las mujeres sobre los varones, sino sobre el patriarcado como un sistema cruel que también los oprime aunque parece darles privilegios. Es imposible construir igualdad en un sistema que naturaliza sobre las diferencias sexuales la desigualdad política y de derechos.

Y si ya hemos aprendido a usar la palabra “femicidio” avancemos sobre otras formas de crímenes de género subordinados, hablemos de “travesticidios” y de “transfemicidios” con palabras que iluminen sus específicas relaciones de opresión, respetando sus propias voces. Nombremos juntas al poder que asesina, y gritemos alto #NuncaMas.

*Por Diana Maffía, Directora del Observatorio de Género en la Justicia.

Publicado en Página/12. 30 de mayo de 2016

Parlamento de las Mujeres 2016

Comparto con ustedes esta invitación a la Sesión Inaugural del Parlamento de Mujeres 2016, a realizarse el próximo martes 26 de abril a las 17 hs en el Recinto de Sesiones del Palacio Legislativo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Queridxs crxs y amigxs, invitamos a actividad inaugural del Parlamento de las Mujeres,el mismo  abrira con homenaje a nuestra compañera Lohana Berkins luego nuestra agenda anual y una convocatoria a quienes desean participar para cerrar con debate sobre  los desafíos  respecto a las cuestiones de genero en el estado y la sociedad . Les envio cariños y lxs esperamos.Virginia Franganillo

 

PM2016
PARLAMENTO DE LAS MUJERES
PROGRAMA
Sesión Inaugural
Apertura: intervención del colectivo artístico feminista “Mujeres de Arte Tomar”.
1) Palabras de la Presidenta y Vicepresidente de la Comisión Mujer, Niñez, Adolescencia y Juventud: Diputada Andrea Conde y Diputado Eduardo Petrini.
2) Palabras de bienvenida e inicio del año legislativo del Parlamento de las Mujeres. A cargo de Virginia Franganillo.
 
3) Homenaje a Lohana Berkins.
4) Lineamientos de trabajo para el año: Presentación de los proyectos ya elaborados, inscripción al Parlamento, próxima elección de autoridades y funcionamiento en comisiones. A cargo de Clori Yelicic.
 
5) Presentación del cuadernillo sobre el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral en la Ciudad de Buenos Aires, elaborado por el Parlamento de las Mujeres con el apoyo de ONUSIDA.  A cargo de Silvia Kurlat.
 
6) Panel “Acciones y Políticas Públicas en materia de Género en la CABA”.
-Diana Maffía, Observatorio de Género del Consejo de la Magistratura.
-María Elena Naddeo, Directora General de Niñez, Adolescencia, Género y Diversidad de la   Defensoría  del Pueblo.
-María Lorena Calzetta, Directora General de la Mujer.
 Modera: Nelly Minyersky.
 
7) Panel “Avances y Desafíos en la Agenda de Género de la CABA”.
-Mabel Bianco FEIM
-Sonia Santoro (Red Internacional de Periodistas con Visión de Género)
-Natalia Gherardi ELA
  Modera: Ester Mancera.
 
8) Entrega de la mención que declara Huésped de Honor de la Ciudad de Buenos Aires a las licenciadas Wendy Figueroa Morales, Directora de la Red Nacional de Refugios de Méjico y Margarita Guille Tamayo, Directora de la Red Interamericana de Refugios para mujeres e hijos víctimas de violencia-
A cargo del Legislador Adrián Camps